Inicio

Bienvenidos a nuestro liceo

cabeza-aplica
cabeza-aplica
Imagen_CabezaAplica
cabeza-aplica
Imagen_CabezaAplica
cabeza-aplica
previous arrow
next arrow
Shadow


El Liceo de Aplicación (A-9) es un liceo emblemático para varones ubicado en Santiago de Chile. Es una de las instituciones públicas con mayor tradición y que a lo largo de los años ha estado marcada por su aporte en lo educacional y político. El Liceo de Aplicación está considerado entre los mejores colegios municipales de Chile.12

Es de carácter público y depende, desde mediados de los ochenta, a la Municipalidad de Santiago, exclusivo para hombres entre séptimo año de educación básica a cuarto año de enseñanza media.

Fue fundado en 1892 por el doctor alemán Jorge Enrique Schneider, entre otros profesores del Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile como el anexo de aplicación de las técnicas educativas que se desarrollaban en esta misma institución. Con el pasar de los años el Liceo de Aplicación se convirtió en uno de los «colegios tradicionales» o «emblemáticos» de la educación chilena.3

Luego de finalizar su reconstrucción el año 2012, el alcalde y sostenedor del establecimiento de ese entonces, Pablo Zalaquett, señaló que posee una de las mejores infraestructuras del país. En su interior, se puede encontrar (además de sus aulas) una sala de cine, canchas deportivas, aula magna (ex gimnasio), laboratorios de última generación y bibliotecas digitales. Todo esto a disposición del alumnado.

El liceo actualmente imparte dos jornadas: De séptimo básico a primero medio asisten desde las 14:10 hasta las 20:00 horas y de segundo a cuarto medio asisten desde las 8:00 a las 14:00 horas. Desde 1916 funciona el Liceo Nocturno Federico Hanssen.

Sus dependencias se encuentran en la avenida Ricardo Cumming N° 21 y 29, a pasos de la estación república del Metro de Santiago, y cuentan con 3.102 m² construidos. Está dividido en dos partes, las cuales están separadas por la calle Romero, bajo la cual hay un túnel que une ambos sectores. El sector de Cumming 29 es la parte más amplia del recinto. En él se encuentra un gimnasio, canchas deportivas, casino y aulas; mientras que en el sector de Cumming 21 es más reducido, y en él se ubican la rectoría, biblioteca, aulas, salas de computación, música, previsualización y algunos laboratorios. Su edificio fue declarado el año 2005 como Monumento Histórico por el Consejo de Monumentos Nacionales de Chile.